martes, 31 de enero de 2017

ESTE ES PEDRO SANCHEZ (LÉELO Y PÁSALO)

No puedo evitar colgar en este blog el escrito de Jose Manuel Uribes sobre Pedro Sanchez, coincido plenamente en todo lo que dice y ya forma parte de las pocas personas a las que respeto y respetare de por vida, por su honestidad y lealtad hacia el líder de la militancia socialista.

EL VALOR DE PEDRO SANCHEZ

JOSÉ MANUEL URIBES fue director general de Apoyo a Víctimas del Terrorismo entre 2005 y 2011

Lunes, 30 Enero 2017 


Lo más importante en política no es tener buenas ideas sino que te escuchen. Si tienes buenas ideas o haces grandes discursos pero nadie te cree, no sirve de nada. Pedro Sánchez es hoy, más que hace 4 meses, uno de los pocos políticos en activo de nuestro país que mantiene intacta su credibilidad, su crédito. Decir lo que se piensa y pensar y hacer lo que se dice, ser coherente y ser consecuente, es lo que tiene. Los ciudadanos perdonan los errores pero no que se falte a la palabra dada o que cuando se cambia de posición no se haga por buenas o superiores razones. Javier Fernández, el presidente de la gestora, un gran socialista, culto y cabal, tuvo un “ataque de sinceridad” al que no se le ha prestado demasiada atención: confesó públicamente en el último comité federal lo que todos intuíamos. Dijo que los defensores de la abstención, entre los que se incluía, no lo dijeron pública y previamente porque pensaron que si lo hacían ya no podrían ganar en el futuro un congreso interno. Se agradece la sinceridad pero la confesión no les deja muy bien y, sobre todo, desmiente la mayor y mejor razón que adujeron después para justificar la abstención: primero España y luego el partido… No fue exactamente así.
Decir lo que se piensa y pensar y hacer lo que se dice, ser coherente y ser consecuente, es lo que tiene
Pero no es tiempo de reproches. Ni escribo yo aquí para eso. El bochorno y la indignación que me produjo, como a tantos militantes y ciudadanos en general, aquel comité federal del 1 de octubre, me hizo pensar tiempo después, enfriados los ánimos y los sentimientos, que lo más importante era no ahondar en la herida y olvidar. Y llegué a contemplar que podría ser prudente una suerte de tercera vía, de solución intermedia, equidistante y superadora, una especie de candidato/a “por superposición” (por cierto, es lo que creo que ha motivado de buena fe a algunos de los inspiradores de la candidatura de Patxi López).
Pensé desde el primer momento que era una salida muy injusta con Pedro Sánchez pero que quizá su “sacrificio” era inevitable en aras a un interés mayor: la paz en el PSOE. El pensamiento, sin embargo, me duró 5 minutos. Primero porque significaba volver a sacrificar a quien a mi juicio y a juicio de muchos era la principal “víctima” que además tenía derecho, legal y moral, a presentarse de nuevo. No en vano Pedro Sánchez es el único Secretario General elegido por sufragio universal de la militancia. Y segundo porque me di cuenta de que una paz así era una paz precaria, “la paz de los cementerios”, una falsa paz, que cerraba mal las heridas.
Me convencí de que el PSOE no podía salir ya de esta fractura interna sin una catarsis democrática y ejemplar, sin una competencia abierta y reparadora en la que lo ideal era que estuviera no sólo Pedro Sánchez (ya lo está) sino las distintas posiciones que ha habido en todo este tiempo. Y que finalmente decidan los militantes, libre y de forma secreta, en conciencia y a conciencia, democráticamente. Si se hace bien, con respeto (fraternidad), ideas y juego limpio, el PSOE puede salir reforzado de su enorme crisis.
Me convencí de que el PSOE no podía salir ya de esta fractura interna sin una catarsis democrática y ejemplar
Detrás de cada candidatura, además, se podrá encontrar (ya se vislumbra) un modelo diferenciado de partido, incluso de entender la relación con los demás partidos. No se trata únicamente de elegir entre personas, sino entre proyectos. Y creo sinceramente que Pedro Sánchez simboliza un PSOE que aspira a no ser tutelado por nadie, suficientemente autónomo de poderes fácticos y mediáticos y que está dispuesto a confrontar directamente con el PP y no a ir a su zaga suavizando sus políticas o barriendo sus destrozos.
Mi apuesta sigue siendo, por tanto, Pedro Sánchez. Primero, por lealtad personal. Los pactos se cumplen siempre en las dos direcciones y frente a un hombre de palabra como Pedro mi obligación moral es corresponderle. Segundo, porque creo que representa mejor que ningún otro candidato o candidata la necesaria renovación de un PSOE que la necesita más que nunca. Su preparación académica, su relativa juventud y su comprensión hacia la diversidad territorial y social de España también son un dato a favor en un mundo que exige, cada vez más, líderes formados, alejados del populismo, de la demagogia, de lo peor de la vieja política o de la sinrazón. No es tampoco tiempo de tutelas, ni de regresos al pasado, sino de mirar al presente de cara y de afrontar el futuro, confiando en los militantes, mayores de edad, y tratando de recuperar el crédito perdido singularmente entre los jóvenes y en las grandes ciudades. Pedro puede hacerlo. Tiene condiciones para hacerlo. Ahora más que antes. Además, es el candidato que menos gusta a la derecha, mediática y política, y esto no es un mal comienzo para un partido de izquierdas y de progreso.
He titulado este texto: el valor de Pedro Sánchez. Hasta aquí me he referido a uno de los sentidos de “valor”, como cualidad o virtud; a su acepción axiológica. Terminaré subrayando el otro gran sentido, también aplicable en mi opinión a Pedro Sánchez. Valor como cualidad de valiente. Se le ha comparado con Espartaco, incluso con Don Quijote, a veces para decir que es temerario u osado. Yo creo que es valiente sin más, en el mejor sentido: solo, sin estructura orgánica, sin plataforma institucional, sin recursos, sin medios de comunicación y sin grandes nombres apoyándole dentro del partido, hay que ser valiente y mucho. Valiente y también confiado, y a mí esto me gusta. Nada grande se hace sin optimismo, sin pasión, sin ilusión. Me recuerda al Sísifo de Camus: “Toda la alegría silenciosa de Sísifo consiste en eso. Su destino le pertenece. (…) El esfuerzo mismo para llegar a la cima basta para llenar un corazón de hombre. Hay que imaginarse a Sísifo dichoso”.
¡Suerte Pedro! Cuentas modestamente conmigo.      

17 comentarios:

  1. gracias compañero por tu escrito, por tu honestidad y lealtad ahora mismo necesitamos ser firmes, defender un socialismo de base, y tendremos que pasar por todas las purgas que sean necesarias pero hemos de mantenernos fieles a quienes de verdad respetan la militancia, ya basta de baronías y malas praxis , Pedro cuenta con mi voto, se que no es mucho, pero entre todos podremos reconducir un PSOE mas cercano a sus inicios..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha gustado mucho tu escrito y lo he compartido en mi muro No es No .mi apoyo a PEDRO SÁNCHEZ por su valentía y su trabajo confio que entre todos podamos conseguir que gane .las elección como primer secretario. De el partido Socialista Obrero.Español.

      Eliminar
  2. Me encanta lo ha descrito tal y como es muchas gracias

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo contigo, Jose Manuel, No se puede explicar mejor. Yo tengo los mismos motivos y fundamentos para apoyar a Pedro Sanchez

    ResponderEliminar
  4. Yo con Pedro aunque fuéramos a la cuneta, pero confío que el pueblo le votaría si sale de las primarias

    ResponderEliminar
  5. Muy buena reflexión. La coherencia, la credibilidad la representa Pedro. Una tercera vía para que hubiera consenso restablecer la paz sería inviable porque no sería verdad. La paz se tiene que conseguir con la justicia, con la verdad. Los que lo han hecho mal no pueden seguir porque denigran al partido, al ideario. Mirar para un lado no es solución. La limpieza es necesaria para volver a recuperar el ideario y para que todos luchemos juntos. Por una vez el que lo hace bien tiene que ser premiado y eso ya tiene nombre : Pedro Sánchez.
    #SomosSocialistas 🌹🌹🌹

    ResponderEliminar
  6. La derecha siempre es la derecha, mentirá, robará, y humillará a los mas débiles. Os propongo un trabajo con la mejor recompensa posible. Echemos al PP del Gobierno por medio de las urnas. Que no vuelvan jamas al poder. Nos jugamos el futuro de familiares y amigos. España no aguantaría cuatro años mas de Rajoy y su banda de ladrones. No votes a la derecha sea autonómica o nacional.

    ResponderEliminar
  7. Gane o Pierda pedro ya ha ganado, ha ganado el respeto de sus iguales en la pirámide de Maslow eso es importante, pero ademas ha ganado credibilidad frente al adversario alguien que es capaz de dejar que lo echen o humillen por defender sus ideas tiene mucho peligro...(puedo ganar>) , porque estamos faltos de gente honrada y coherente y este lo es y tiene mucho peligro...(los puede desenmascarar).Pedro estamos contigo....

    ResponderEliminar
  8. María del Pino Romero Núñez1 de febrero de 2017, 17:19

    Totalmente de acuerdo contigo, José Manuel. Se puede decir más alto pero no más claro. Siempre con Pedro Sánchez.

    ResponderEliminar
  9. Totalmente de acuerdo es impresentable cargarte a tu SG por el ansia de llegar al la Moncloa que lo que pretende Susana pero con mi voto no llega ni al la esquina

    ResponderEliminar
  10. Con Pedro se puede hacer política parlamentaria y agitadora, que es la política de izquierdas. Conoce la calle y el Parlamento y es el político que necesita España y el PSOE para hacer una política progresista.

    ResponderEliminar
  11. UN PSOE. NUEVO. JOVEN.SiN .CORRUPCION. LIMPIO. DE. PARASITOS Y. ENCHUFAOS. CONTANDO. CON. LA MILITANCIA..

    ResponderEliminar
  12. Totalmente de acuerdo con todos... siempre he votado socialista, por Pedro Sanchez soy afiliada

    ResponderEliminar
  13. En verdad es la única solución para que el PSOE pueda volver a ser un partido de izquierdas, libre y democrático

    ResponderEliminar
  14. Simpatizantes exafiliados siempre hemos esperado informaciones clarificadoras. Muchas cosas que ocurrieron nos confundieron más y la desilusión conduce al abandono por impotencia.

    ResponderEliminar