domingo, 14 de septiembre de 2014

UTOPISMO ADOLESCENTE O ENGAÑO AL DESESPERO (Podemos y la renta básica)

A los círculos de Podemos

¿Son de verdad de izquierdas o círculos viciosos?

Se sabe que los programas políticos son, como decía Borges de la teología, una rama de la literatura fantástica. Aficionado al género, he leído el que han elaborado ustedes y llaman Documento final del programa colaborativo.
Está entre la carta a los Reyes Magos y el utopismo adolescente: prácticamente no hay cosa concebible que no se propongan ustedes garantizar, vivienda, trabajo, orgasmos simultáneos y carriles bici. Pura retórica, claro está. También nuestra Constitución garantiza el derecho al trabajo, si a eso vamos. Y más estrambótico todavía: el deber de trabajar.
¿Y cómo proponen conseguirlo? Pues así de sencillo: garantizándolo.
No he podido evitar detenerme, por ejemplo, en tres puntos:
El 1.12 propone nada menos que esto: el "derecho a una renta básica para todos y cada uno de los ciudadanos por el mero hecho de serlo y, como mínimo, del valor correspondiente al umbral de la pobreza".  Estamos hablando, por tanto, de unos 8.114 euros anuales para unos 46 millones de españoles. Eso supone, contando con los dedos, más de trescientos mil millones de euros anuales, lo que equivale a ¡un tercio del PIB de España!
¿Cómo se proponen conseguir esa pasta? Pues la mar de sencillo: "Financiación a través de una reforma progresiva del IRPF y de la lucha contra el fraude fiscal". Sin ser economista, suena al clásico arbitrismo español que tanto se ha ridiculizado en nuestra literatura del Siglo de Oro.
Pero el asunto es un poco más estúpido: "Para todos y cada uno de los ciudadanos por el mero hecho de serlo". Con un par. Sin condiciones. Gane lo que gane, todo español tiene derecho a ocho mil pavos extra. Por ser español.  ¿Botín, ciudadano español, recibirá esa renta también, además de lo que se levanta cada año? A la familia real, compuesta por cuatro españoles, ¿pretende pagarle Podemos un poco más de 32.000 euros anuales extra? Amancio Ortega ¿recibirá sus ocho mil del ala por el mero hecho de ser español, con independencia de lo que ya gana explotando a asiáticos?
En el punto 2.11 en cambio proponen la "despatologización de todas las opciones sexuales e identidades de género no normativas". Despato... ¿qué?
Al leer esto uno siente ganas de decir: lo que ustedes quieran, señores círculos, pero ¿tanto trabajo les cuesta hablar en castellano?
Pasemos por alto la palabreja. ¿Qué quiere decir esto? Conjeturo que pretenden que no se considere como patología ninguna opción sexual ni ninguna "identidad de género no normativa". ¿Seguro? ¿Ni siquiera la zoofilía? ¿Ni el incesto? ¿Ni la necrofilia? ¿Ni siquiera la pedofilia?
Lo importante es que suene más moderno y liberador que nadie, pero ¿alguien ha pensado un poco antes de escribir esto? ¿Han encontrado algún médico psiquiatra que les asegure que las patologías sexuales sencillamente no existen, que no son más que otro invento de la casta?
Por último (y por no aburrir), ustedes proponen también, en el punto 3.10, un "control público encaminado a garantizar que los beneficios obtenidos por la difusión y distribución del arte nunca sean superiores a los del artista"
A mí, que soy novelista y librero, esto me resulta tan increíble que no me puedo tomar en serio lo que dicen. Como novelista obtengo un 10% del precio de venta de mis libros. ¿Están diciendo en serio que los distribuidores y libreros (juntos) no pueden ganar nunca más que el autor? Me parece estupendo, pero ¿saben lo cara que es la logística de distribución? Si consiguieran garantizar esto, me temo que, como novelista, no lograría que nadie en su sano juicio publicara mis libros. Mi arte, sencillamente, ni se difundiría ni se distribuiría. Si me dicen que mis novelas no se consideran arte y no me garantizan nada, entonces quizá les dé la razón, pero solo en mi caso particular, no en el de otros novelistas.
En resumidas cuentas, a esto se le suele llamar demagogia vacía (y peligrosa). Por eso creo que Podemos no es de izquierdas: no se puede ser de izquierdas y halagar de esta forma los oídos del votante evitando que piense o que haga cuentas, diciéndole lo que quiere oír y además garantizándole que está tirado de hacer.
La izquierda no escribe cartas a los Reyes Magos, porque no cree en ellos, sino en la transformación de la sociedad y en la planificación necesaria para lograr ese cambio sin necesidad de confiar en los Reyes Magos.
Por eso, mientras no lea un programa un poco más detallado y realista, seguiré pensando lo mismo: de buenas intenciones de voto a Podemos está empedrado el infierno de la victoria de la derecha.
Mi pregunta es: ¿van a hacer un esfuerzo para convencernos de que son de izquierdas y no círculos viciosos? Cuando tengan un programa realista, preciso y convicente (y escrito en castellano, a ser posible), seré el primero en celebrarlo.
Mientras tanto, habrá que votar a Izquierda Unida. Aunque sea con el espíritu de mi abuela, que solía decir al dar las buenas noches: "A falta de otro mejor, dormiré con mi marido".

viernes, 12 de septiembre de 2014

EL CARTEL JUDICIAL DEL PP-GURTEL (y 3)

Otro ‘golpe’ del PP a la Justicia: quiere poner al magistrado que ‘fulminó’ a Garzón al frente de la sala Penal del Supremo
Un 'hombre' de Génova para decidir casos como la 'Gürtel' o los ERE. El mismo que, además de poner en la picota a Garzón, exculpó a Camps y falló en contra del archivo de la causa contra los policías del 'caso Bono'
0
     0 votos
El magistrado Manuel Marchena Gómez. Foto: Poder Judicial
El magistrado Manuel Marchena Gómez. Foto: Poder Judicial
El próximo día 30 el Consejo General del Poder Judicial elegirá al presidente de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, que se encarga de juzgar los casos más importantes de corrupción y criminalidad, entre estos, la causa de los ERE de Andalucía o el caso Gürtel. La candidatura del conservador Manuel Marchena, un magistrado de la órbita de Génova, y con mayores posibilidades dada la composición conservadora del Poder Judicial, es un paso más en la ‘cruzada’ del PP contra la independencia judicial.
Las otras dos candidaturas sobre la mesa, además de la de Marchena, son las del conservador Miguel Colmenero y la del exfiscal general del Estado Cándido Conde-Pumpido, el magistrado más antiguo de la Sala de lo Penal, que apoya el sector progresista, pero que no conseguirá más de siete de los 21 votos posibles, según adelanta El País.
Ficha clave contra Garzón
Marchena tomó parte de la operación contra Baltasar Garzón. Fue el magistrado que intentó condenarle por presuntos delitos de prevaricación y cohecho, en 2010, por el caso de los cursos en el Centro Rey Juan Carlos I de España la Universidad de Nueva York, patrocinados por el Santander, entre 2005 y 2007, y que fue finalmente archivado. Era la segunda causa contra el entonces juez de la Audiencia Nacional, al que se intentaba juzgar, además, por investigar los crímenes del franquismo y por las escuchas durante la instrucción del caso Gürtel. En este último caso, con el que se consiguió inhabilitar a Garzón, Marchena también formó parte del tribunal y jugó un papel clave, como se explicará más adelante.
Su intento de sentar en el banquillo a Garzón por los cursos en Nueva York fue criticado por el exfiscal Anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo, que denunció que el propio Marchena se habría saltado el estatuto especial que obliga a los magistrados del Tribunal Supremo a dedicarse en exclusiva a sus funciones, con la participación en múltiples cursos y eventos remunerados en “ horario de oficina”, como recogió la web Los Genoveses.com.
Mano derecha del fiscal general con Aznar
El vínculo de Manuel Marchena con el PP viene de lejos y su ascenso tuvo lugar durante los Gobiernos de José María Aznar. Se convirtió en el hombre de absoluta confianza del entonces fiscal general del Estado, Jesús Cardenal, militante del Opus Dei. Se ganó a pulso el puesto con actuaciones más que polémicas como su dictamen para evitar que se procesara al ministro Josep Pique, acusado de fraude en el caso Ertoil por sus actividades como presidente, en 1992, de la empresa ERCROS, dedicada a la fabricación de armas y explosivos.
Alineado con las acciones políticas de Génova
Otra de sus acciones discutibles fue su voto particular, en 2007, en contra de un recurso de tres policías condenados por la detención de dos militantes del PP que presuntamente habían participado en la agresión al entonces ministro de Defensa, José Bono, durante una manifestación en Madrid. Su voto particular dejó en evidencia su alineamiento con Génova, que utilizó aquel caso para atacar al Gobierno socialista.
Su extraño cambio de postura sobre las escuchas
Lo mismo ocurrió con otro caballo de batalla del PP contra el Gobierno de Zapatero, el avanzado sistema de escuchas de teléfonos móviles, llamado Sistema Integrado de Interceptación Ilegal de Telecomunicaciones (SITEL), adquirido bajo el mandato de Aznar, pero que con el caso Gürtel se volvió contra el PP. Marchena emitió un voto particular discrepante desde el Supremo cuestionando el sistema. Lo hizo a pesar de que antes había participado en una sentencia de las nueve emitidas por ese Tribunal en 2009 que lo avalaban. Fuentes judiciales, citadas por el diario El País en diciembre de 2010 apuntaron a que el cambio de postura de Marchena sobre Sitel tuvo lugar después de que el PP cuestionara las escuchas telefónicas a los cabecillas de la Gürtel, ordenadas por Garzón, y que perjudicaban al partido.
Su voto a favor de la absolución de Camps
La decisión de Marchena más reciente en el tiempo que da para pensar fue su voto a favor de la absolución de Francisco Camps en abril de 2013. El magistrado fue uno de los cuatro de la Sala del Tribunal Supremo que avaló el polémico veredicto del jurado popular en el juicio contra el expresidente valenciano, que le salvó a pesar de las numerosas pruebas contra él.

martes, 9 de septiembre de 2014

PODEMOS EL MONSTRUO (la derecha gana otra vez)

lunes, 8 de septiembre de 2014
Podemos. El monstruo.
Toño Abad 

Quien con monstruos lucha cuide de convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti.
F. Nietzsche



Mientras razono y escribo estas líneas algún portavoz de Podemos -sí, todo hombres-  seguro que despacha en alguna tertulia o pachanga informativa a diestro y siniestro. No cabe duda, el papel protagonista que están obteniendo en los medios de comunicación, al menos, es bastante cuestionable en cuanto a su representación de votos. Acepto el argumento de que colaboran en tertulias de televisiones privadas. Y como son privadas y sólo las mueve la rentabilidad económica -no el valor informativo social-, se puede apreciar que esas apariciones contínuas tienen un valor en euros enorme. ¿Quién paga esos formatos, invitaciones, entrevistas y tertulias? ¿es un regalo? ¿de quién? Esta es la breve historia de lo que ocurre cuando la casta empresarial se alía con cualquiera.

De los medios de comunicación a Podemos. 

La memoria política es escasa por definición. No obstante vivimos en un momento frenético de noticias nuevas cada instante. Fragmentadas. Inconclusas. Para todos los públicos, y para cada público. La información nace, vive, se puede reproducir y finalmente muere. Suele considerarse que una información tiene una vida media de 24 a 48 horas. Después se olvida. Pero como todo es economía mercantil, para rentabilizar la información, surge la tertulia política. Una tertulia política en España puede estirar una misma información publicada durante meses, e incluso años, hasta dejarla exhausta. Es teoría pura de la información.

Allá por el 2004 en España se produjo una victoria electoral poco esperada. Jose Luis Rodriguez Zapatero llegó a la Moncloa en un momento difícil para la sociedad española. El gobierno de Jose María Aznar y su guardia de corps (Trillo, Aceves, Cascos) diseñaron una estrategia para evitar la presumible sangría de votos que iba a producir el atentado del 11M en Madrid y que les desalojara del poder, fruto de la indentificación del atentado con la participación unilateral de Aznar en la cumbre de las Azores.

Desde el minuto uno de la victoria electoral socialista de 2004 no hubo tregua. Probablemente el gobierno de Jose Luis Rodriguez Zapatero haya sido el más vilipendiado, insultado, degradado y deslegitimado de la historia democrática española. Ningún insulto ni descalificación fue jamás contestada: era la respuesta a la crispación política del talante del presidente del gobierno. Frente a un Aznar soberbio, un humilde Zapatero. Cambiaron las formas pero también cambió el fondo. España en poco tiempo se convirtió en un país a la vanguardia de los derechos: reconocimiento de la memoria histórica, leyes sucesivas de igualdad, aumento de las prestaciones y protecciones sociales, mejoras sustanciales de las pensiones, ley de matrimonio igualitario, reconocimiento de la dependencia, ley contra la violencia de género.

Daba igual. Todo se criticaba: el cheque bebé, ocurrencia de última hora. La ayuda a jóvenes la emancipación, un derroche. La ley de matrimonio igualitario: misa millonaria al canto. Desenterrar de las cunetas a los asesinados por el terrorismo franquista, una afrenta que no podía quedar sin venganza. Sacar la violencia de género de lo privado y convertirla en un asunto público: Zapatero era un sinvergüenza. Asumo que todos los cambios sociales tienen resistencia. Pero lo que le hicieron a Zapatero no tiene nombre. Inútil, ignorante, nefasto eran los piropos más suaves que le dedicaban.
La derecha produjo toda la clase de difamaciones. Desde las tertulias de sus medios se creó la doctrina de la falsedad: da igual que un hecho sea bueno para el ciudadano, si viene del gobierno socialista todo vale para degradarlo y convertirlo en malo para él y para la sociedad.  A base de días y días de machaconas tertulias programadas desde Génova, grupos empresariales de dudosa trayectoria y alguna sacristía.

El I+D+I ridiculizado. El sector de las renovables, un lastre para el ciudadano. Las desaladoras eran  las "nucleares del mar". Todo cuestionado. Daba igual que la estrategia económica del gobierno fuera cambiar el modelo productivo agotado del ladrillo por uno nuevo basado en la tecnología, las renovables y el respeto del medio ambiente. En tres meses de gobierno popular todo eso pasó a la historia. Vean sino su factura de la luz.

La socialdemocracia es siempre el objetivo a batir. Y para eso, generalemente se ponen de acuerdo derecha e izquierdas varias. Si por la derecha se tachaban de despreciables las medidas del gobierno, desde la izquierda de insuficientes. De ese descontento provocado artificialmente se han beneficiado todos (PP, CiU, ERC, Compromís, PNV, UPyD). Pero esto solo es el germen de lo que viene después.

En ese contexto arrecian los problemas. Estalla la crisis del sistema y absolutamente todo (hasta la caída de Lemman Brother's, la bajada del PIB de Alemania o el rescate de Irlanda) es culpa de ZP. La semilla del odio está plantada -les ha costado horas y horas de sesudas tertulias- y ya crece sola. Ante la imposiblidad de España de recuperar su soberanía económica (cedida durante años a Europa desde, por y para la derecha ¡esos si que se ponen de acuerdo!) o de proponer soluciones en solitario en un contexto imposible, con todo en contra, surgen movimientos ciudadanos de rechazo al gobierno. La historia del 15M es curiosa, la crítica al bipartidismo (argumento principal de IU) cala en la gente. Gana la derecha. En toda España. Nunca antes hubo tanto poder concentrado en un solo partido: ayuntamientos, diputaciones, parlamentos autonómicos y cortes generales. Y nunca con tal mayoría. Y Rajoy, perdedor por excelencia es elegido presidente del gobierno por incomparecencia del votante de izquierdas. Ya no hay bipartidismo. Ahora todo es monocolor.

Con un gobierno de corruptos dirigiendo las instituciones, la izquierda lo tendría muy fácil. Cuatro años para rearmarse ideológicamente, reconocer los errores, cambiar los cuadros dirigentes y ponerse de nuevo como alternativa. Es sencillo, tienen como ejemplo la primera legislatura de Zapatero para seguir la senda del reconocimiento y fortalecimiento de los derechos civiles. Y contraponer un programa al desmantelamiento de los servicios públicos que está llevando a cabo con total impunidad y sin contradicción el Partido Popular. Pero la cosa se complica. Aparece Podemos, movimiento político de masas, populista y demagógico.

Podemos es un monstruo.

Podemos quiere devorar a la izquierda. No tiene otro plan. Su estrategia es la misma que ha servido a Izquierda Unida durante los últimos años de la última legislatura de Zapatero. Atacar a la izquierda para pescar votos. Ahora Izquierda Unida sufre las consecuencias de sus propias acciones, porque le ha salido un hermanito gemelo que le come por los pies. Le siega la hierva a su paso. Bueno, no es nada que no hayan practicado ellos mismos antes contra el PSOE, por ejemplo. ¿E Izquierda Unida? Es casta y parte del régimen, dice Podemos. Es parte del problema. Ellos sabrán qué monstruos alimentan. Es lo que se denomina en teoría política la división de la izquierda. Irremediable, irresoluble e irreconciliable.

No hay ideas en el discurso de Podemos más allá de una crítica a la casta (que lo es todo) y al régimen (del que ellos sorprendentemente no forman ni han formado parte aunque sus dirigentes provengan directamente de él, de la asesoría y consultoría de partidos). No hay programa, ni discurso político. Hay antipolítica desde la política. Y tienen tribunas para lograr difundir su discurso. Se las ceden gratuitamente quienes quieren que la izquierda siga dividida para seguir gobernando para ellos. La casta empresarial. Podemos obtiene de ella un trato preferencial.  Porque el discurso de Podemos (da igual el que tengan) desmoviliza más al electorado de izquierdas que cualquier denuncia, insulto o descalificación que se haga desde la derecha. Para colmo de la antipolítica Podemos y sus dirigentes se sitúan por encima del bien y del mal y arengan a sus simpatizantes para que repartan carnets de verdaderos socialistas, de gente de bien de izquierdas, que son ante todo y ante todos ellos. Cuando uno se cree que es la única solución al problema es que su visión no se corresponde con la realidad de las cosas. Si son ellos la verdadera izquierda, ¿dónde han estado todos estos años de recortes brutales del Partido Popular?

Podemos no abre una etapa. La cierra. Cierra la etapa más negra de nuestra democracia vista desde los medios de comunicación. Como el acoso y derribo a un proyecto político progresista y de derechos se degrada hasta convertirse en una “majadería de un inútil sin ideas ni ideología”. En ese contexto crece Podemos, con todo el viento a favor. En la irrelevancia de la socialdemocracia provocada desde la opinión dictada desde el odio y la mezquindad. Podemos es un instrumento de odio hacia la izquierda desde la propia izquierda. Ni es chavista ni es castrista y si lo es me importa poco. Lo que importa es que ha construido su pretendida legitimidad desde la mentira, el descontento falsificado, la hipocresía mediática y la falacia cultivada dedicadamente desde las ondas conservadoras en televisiones y radios. Podemos es un monstruo que surge de las tertulias de la derecha. De Jimenez Lo Santos a Carlos Herrera, de Intereconomía a 13TV, de la Razón al ABC. Han roto la socialdemocracia (que no se ha roto sola, no), han despilfarrado horas en antena deslegitimar a quienes han construido el sistema de derechos de este país, y ahora se recogen los resultados de esa opinión fabricada desde la intolerancia y la descalificación permanente.

Ahora probablemente se lleven unos y otros las manos a la cabeza. Pero es tarde. Podemos ya se prepara para devorarnos. Pero sus dirigentes "podemitas" tienen que saber que mi descontento no lo gestionan ellos. Mi descontento lo gestiono yo. Ni me adoctrinan en mi voto. Ese lo decido yo. Y mi enemigo se llama Partido Popular, que es con quien he perdido mi sueldo y mis derechos.


domingo, 7 de septiembre de 2014

CON EL PROGRAMA DE PODEMOS NOS VAMOS A LA MIERDA (mas aun)

  • Sólo la renta básica y el cambio en las pensiones dispararían 25 puntos el gasto

  • Su irrupción cogió a todo el mundo desprevenido. Pero más sorprendente todavía es que, desde entonces, su popularidad no ha dejado de aumentar y la intención de voto se ha disparado. Los críticos aseguraban que la falta de conocimiento sobre sus ideas había impulsado un voto de castigo. Pero cuanto más tiempo pasa, y más se sabe de ellas, más simpatizantes tiene. Y eso, en el caso de la economía, es especialmente llamativo, porque el grueso de los economistas es tremendamente crítico con la mayoría de ellas:prohibir que las empresas con beneficios puedan despedir trabajadores, revertir la reforma de las pensiones, adelantar la jubilación, implantar una renta universal, recuperar la jornada máxima de 35 horas, auditar (e impagar la deuda pública), prescindir de los límites del Pacto de Estabilidad, nacionalizar empresas, etc.

    "Sus ideas son un bombón de cianuro: dulce por fuera y con veneno por dentro"

    «En apariencia, las propuestas de Podemos parecen rompedoras pero en realidad son pocos constructivas y carecen de realismo. Tienen un gran respaldo social porque muchos ciudadanos quieren conocer algo diferente y quieren cambios radicales pero estas propuestas se quedan, en muchas ocasiones, en simple populismo. España necesita cambios radicales pero el problema de estas propuestas es que crean mayor destrucción y desigualdad a largo plazo», señala Santiago Carbó, catedrático de Economía de la Bangor University e investigador de Funcas.
    «Quizás, según el partido madure y crezca las propuestas se perfilen más, pero las ideas que iban en el programa son un bombón de cianuro: una capa de chocolate para que sepa bien al morderlo y veneno en el interior. Todos los puntos suenan bien para la gente que desconoce cómo responden los agentes a los incentivos y las restricciones presupuestarias y que se apunta al buenismo español», añade Jesús Fernández-Villaverde, catedrático de Economía de la Universidad de Pensilvania.
    Los economistas consultados coinciden en el diagnóstico:Podemos señala bien algunos de los principales problemas de la economía española, pero sus recetas son peores que la enfermedad. «No lo decimos porque seamos casta, sino porque hay que conocer la naturaleza del ser humano», explica Ignacio Zubiri, catedrático de la Universidad del País Vasco. «No es un problema ideológico. No es porque seamos casta, es que el ser humano funciona por incentivos, y el programa de Podemos, con la renta obligatoria, el salario máximo o las nacionalizaciones, acaba con los incentivos y con los mecanismos de fijación de precios. Su propuesta no es compatible con la economía de mercado».
    Coincide plenamente Eugenio Recio, profesor de Esade. «En Podemos hablan de construir la democracia en la economía, pero lo más democrático de la economía es precisamente el mercado. Dentro de la izquierda, hay partidos que son muy responsables. No es el caso de Podemos. Es populista o electoralista pero no consecuente con lo que exige una organización moderna».

    "Sus propuestas no son compatibles con la economía de mercado"

    Ello no quiere decir que todas sus propuestas sean imposibles, equivocadas o muy caras. «Yo estoy de acuerdo en que haya una agencia europea de rating, o en prohibir los fondos buitre, que suponen una especulación muy dañina para la economía. Y en calcular el coste real del sector eléctrico o las reformas fiscales que piden para corregir el aumento de la desigualdad», matiza Recio. «En su programa hay algunas ideas razonables, con las que estaría de acuerdo, cosas puntuales, pero las mezclan con trampas. Globalmente es insostenible. Es apelar a la bondad del ser humano de forma engañosa», recalca Zubiri.
    Pero además de la filosofía, desde luego, hay un problema de coste. «Incluso si pudieran poner en marcha el modelo que proponenen el coste sería insoportable. El de las pensiones ya es insostenible. La renta mínima costaría entre el 15 y el 25% del PIB, más Sanidad, etc. Incluso si las demás medidas no redujeran el PIB, y lo harían, el gasto público se iría por encima del 70%, siendo muy optimistas, y eso no hay nadie que lo soporte», calcula el profesor del País Vasco.
    «El coste fiscal de una renta básica ha sido rebajado por ellos mismos desde 240.000 millones de euros (428 euros al mes en 12 pagas) hasta 175.000 millones de euros, es decir un 17,5% del PIB a cubrir con un aumento del IRPF y la lucha contra el fraude fiscal. El coste aproximado de jubilarse a los 60 sería actualmente de 2,5 puntos del PIB dentro de una tendencia creciente que puede llegar a cuatro puntos en 2050. El coste de una pensión no contributiva decente igual al SMI se dispara desde 0,2 puntos del PIB a como mínimo 1 punto.Un aumento rápido en los ingresos públicos de casi 30 puntos del PIB no sólo es inasumible en la práctica sino que aunque se realice progresivamente tendría efectos indeseados sobre las decisiones de los agentes económicos (consumo, ahorro e inversión)», aclara Miguel Ángel García, profesor de Economía Aplicada en la URJC.
    La conclusión es clara:no es económicamente viable, pero de serlo, sería totalmente indeseable y nocivo.

PODEMOS TIENE LA FALANGE Y OTROS GRUPOS FASCISTAS DENTRO

Lo avisamos en las sentadas de Sol por el 15M, lo volvimos a hacer con DRY y los Indignados, y después con Podemos; ahora la noticia es que no nos equivocamos, si el PP financia a Podemos con publicidad gratuita en todos los medios de comunicación es por que le interesa dividir a la izquierda y restar votos a PSOE e IU. No lo pudieron hacer con UPyD ni con Cs, y lo intentan de nuevo con Podemos. Entre los de buena fe hay miles de Falange, de España 2000, de Alianza nacional que buscan lo que no consiguen con sus siglas y tienen la ayuda impagable de Pablo Iglesias Turrion, Monedero, Echenique y otros de la misma cuerda, los luchadores contra los "lumpenes" de una casta "inferior" a la de ellos. Ahora veremos que cuento nos cuentan esta vez los profetas del insulto a los demás, los del ppsoe, los de la casta, los de no somos de izquierdas ni de derechas como la Falange y otros grupos fascistas. 

El portavoz de Podemos en Estepona, un ultra, apasionado de José Antonio y La Falange
Manuel Vallejo envió el siguiente mensaje a formaciones como España 2000, el MSR y Alianza Nacional; “Todos juntos podríamos estar en ayuntamientos importantes, parlamento, Bruselas..."

El portavoz de Podemos en Estepona, Manuel Vallejo, que se autodefine como “ni de izquierdas ni de derechas”, se declara en su perfil de Facebook como seguidor de líderes falangistas.

Un exmilitante de C’s
Según denuncia Izquierda Unida en Estepona en un comunicado, el portavoz de Podemos, que en la asamblea de la formación (pinchando en este vídeo, puede verse su intervención, en el minuto 12) llamó a “luchar por España desde Estepona”, reconoció en su intervención que había militado en diferentes organizaciones políticas a lo largo de su vida, la última de ellas, el partido Ciutadans (C´s), por su amistad con Javier Nart.

Apasionado de Cantalapiedra y Primo de Rivera
“Su pasado antes de militar en Cs es oscuro, ya que el actual portavoz de Podemos, que lleva apenas dos meses y medio empadronado en la localidad malagueña a la que representa, se declara en su perfil de Facebook como seguidor de Fernando Cantalapiedra, conocido líder falangista que en 2006 creó la fracción Frente Nacional, e incluso del mismo José Antonio Primo de Rivera, a quien compara con Albert Rivera escribiendo que ‘hay que oír su mensaje con la óptica del siglo XXI, no perder la esperanza y luchar por lo que nos une’”, se afirma en la nota de Izquierda Unida.

Llama a formaciones ultras a unirse para ganar votos
El perfil de Facebook del representante de Podemos lo completan fotos de Javier Nart, Sánchez Dragó, Jorge Verstynge, el Barón Ungern y diversos personajes relacionados con el fascismo, además de críticas a Arnaldo Otegi, a quien llama “asesino”, y fotografías de legionarias que titula con un “¡VIVA LA LEGIÓN!”.

Izquierda Unida destaca que en el perfil de Manuel Vallejo “encontramos una imagen con los logotipos de varios partidos nacionalistas españoles, tales como España 2000, el MSR, Alianza Nacional o la misma Falange Española, donde el actual portavoz de Podemos escribe: “Todos juntos podríamos tener un 12 o 14% del electorado, estaríamos en ayuntamientos importantes, Parlamento, Bruselas, etc… ¿Somos más tontos que franceses, italianos y incluso griegos?”.

Iglesias y Monedero tienen que dar una explicación
“Lo preocupante es que después de esta reflexión, escrita en junio de 2013, este fascista no se haya afiliado a ninguno de estos partidos, sino a Podemos, que está en continuo crecimiento, y donde lo han elegido portavoz”, añade la nota.

Izquierda Unida añade que Podemos “nació, no hace muchos meses, del círculo de la tertulia política de La Tuerka y Fort Apache, ambos programas con una clara línea antifascista, dirigidos por Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero. Probablemente sean ellos, junto a toda la militancia de Podemos, quienes tengan ahora que hacer una reflexión sobre a dónde se llega con el discurso del ‘todo vale contra la casta’, ‘ni de izquierdas ni de derechas’ o “’aquí cabe todo el mundo’”.

“Personajes como Manuel Vallejo, a quien conocemos porque ha sido elegido portavoz, no son únicos en este nuevo partido político, que está sirviendo como cobijo para intereses que, sin ser los de su grupo promotor, están utilizando la estructura de Podemos para crecer y ganar terreno entre la sociedad española”, añade la nota de IU.

jueves, 28 de agosto de 2014

Si quieres saber que es Podemos este es el momento (largo pero contundente)

Willy Toledo ha querido explicarse ante toda la comunidad de Podemos, por no haberse sabido explicar en twiter y ver como las hordas de seguidores Podemistas, Pablistas Iglesistas, Monederistas, Echeniquistas, etc., etc., etc., se le tiraban a la yugular sin previo aviso y lo descuartizaban a insultos, desprecios, palabras malsonantes, envío de direcciones al mas allá y al mas acá, acusaciones desde ser un fascista a ser un radical izquierdista, en fin, que lo pusieron a caldo.  Libertad de expresión lo llaman los chicos y chicas de Pablo el Mesias. 

El hombre para intentar dar razones a su comentario, empezó por poner a caldo a toda la clase política, al PSOE mas que a ninguno, porque eso a Podemos en su conjunto le Pone, qué le vamos a hacer ellos son "asin".

Me sorprendió la utilización machista que se hace por los de derechas recalcitrantes al poner el articulo "la" delante de las siglas del PSOE, y lo hace varias veces, "la PSOE" dice Willy. Solo queda entender que para él, lo femenino es despreciable como lo es para él, el PSOE y así mata dos pájaros de un tiro.

Una vez destroza toda la historia de España de los últimos treinta y cinco años con sus razonamientos, que evidentemente no comparto, se lanza a desmenuzar lo que él entiende que es Podemos, sus líderes, sus seguidores, su programa, el futuro de la formación el porqué de los porqués, y entre todo asoma una luz de milagrosa reflexión que, asombrosamente, coincide con muchos de los porqués que me he ido haciendo durante estos seis últimos meses, desde el advenimiento del Mesías en todos los medios de comunicación de la derecha en España, que son todos los medios de comunicación que hay en España, con permiso y financiación de la derecha de España. 

Sin más preámbulos cedo la palabra al Sr. Toledo:

Repasemos primero el discurso:
Es evidente que las “coincidencias” son más que visibles con el buenrrollismo “comeflores” , antipolítico, vacío y para todos los públicos del 15M, sólo que, en este caso, elaborado concienzudamente en ese laboratorio de intelectuales, profesores y alumnos universitarios de CCPP – que no CCCP - (¿dónde estaba la clase obrera?) de la UCM, “pensando” ese paso al frente llamado “Operación Coleta” (personalismo ninguno), al cobijo del reciente e inesperado –al menos para mí, cuyo discurso inmediatamente anterior era decididamente de izquierdas, aunque en su programa, La Tuerka, se empeñara en demostrar “pluralidad” invitando a sujetos de la ultraderecha sin nada que aportar – auge mediático del señor Iglesias. Este es, pero no sólo, su discurso : “ni de izquierdas, ni de derechas” (¿socialdemocracia?- tengo claro que no son de derechas-), “la gente” (¿también directores de banco estafadores, empresarios explotadores, antidisturbios ultraviolentos?) , la “ciudadanía”, (¿también Botín, la Duquesa de Alba, Lara, Amancio Ortega, Koplovitch?), los “demócratas”, (Rajoy, Solana, González, Sáenz de Santamaría, Zapatero se dicen demócratas, entonces, ¿a que “demócratas” se dirigen?), “una nueva Transición”, (miedo no, pavor), “Keynesianismo”, (¿capitalismo “humano”?), “país serio”, (Rajoy dixit, dixit y más dixit), “dación en pago”, ( sin deudas, fruto de un asalto a mano armada, que chachi, pero todas a la puta calle, que la banca manda, y no hay viviendas vacías construidas con dinero público. O privado), y, por encima de todos ellos, el inigualable, el único, la máxima incontestable, repetido hasta la saciedad, hasta el cansancio, hasta el vómito, el gran hallazgo de las mentes superiores del gran Concilio de pensadores; señoras y señores, con todas ustedes…”LA CASTA”. Si, esa, la que todo lo explica, la que para todo sirve, aquella contra la que, si luchamos, nos traerá la solución, la felicidad, la Democracia.
El problema, en mi opinión, de las organizaciones nacidas de la “casta” –oiga, que yo también se decirlo – intelectual, burguesa, universitaria, que poco pisaron la calle, que poco vieron de primera mano las consecuencias del capitalismo – miseria, explotación, falta de agua, de electricidad, chabolismo, analfabetismo, etc. – creadas totalmente al margen de la clase obrera, - si señores, si, LA CLASE OBRERA, la mayoría de la población, aunque muchos aún no lo sepan, o dejaron de saberlo gracias al “milagro español” – es que termina luchando por sus propios intereses de clase, y, finalmente, de los de las clases dominantes que los auparon a la celebridad mediática, sin cuya proyección, volverían al silencio, al anonimato. Eso, en un partido en donde “todos caben”, interclasista, es el destino final inexorable. Ejemplos sobran.
Ni una sola palabra, en su discurso, sobre la propiedad de los medios de producción, la entrega de los mismos a quienes se parten la espalda para sacarlos adelante, la reforma agraria, -¿se expropiarán las tierras baldías de la Duquesa de Alba, y otros terratenientes, para entregárselas a las jornaleras y campesinos? - la socialización, la prohibición de la banca privada que todo lo manda, la salida de la OTAN, la UE, el Euro, la expulsión inmediata de agentes chantajistas y criminales del FMI, del BM, la OMC, - en mi opinión, la trampa mortal y sin salida que la oligarquía capitalista internacional nos tendió, donde, dentro de sus estructuras, es imposible una salida a la Democracia, a la justicia social - los 70.000 presos en sus cárceles para pobres, - “no a las cárceles del estado asesino, no más esconder los errores del sistema” (La Polla Records) – los presos políticos, - ¿no son casi todos los presos, presos políticos? -,ni palabra de las torturas, de la limpieza de sádicos fascistas en las filas de la policía, - que, por cierto, también están invitados a Podemos. La policía digo, sádicos o no -, silencio absoluto, y cobarde del señor Iglesias cuando, delante de sus narices, en sus muchos “debates” televisivos, se ataca y se miente de manera descarada y despreciable sobre Venezuela, sobre Cuba, Bolivia. ¿No sería muy sencillo, e instructivo, mucho más justo para con nuestros hermanos latinoamericanos, en vez de ayudar a perpetuar las mentiras sobre estos procesos que, es más que evidente, han transformado sus sociedades y mejorado de manera inimaginable hace 15 años las condiciones de vida de las clases explotadas, sin extremismo ninguno, sencillo, con los datos en la mano, defender tales procesos?. No. Resta votos. “La gente” no entiende. Ni palabra sobre la inmediata paralización de todos lo EREs injustificados, condenas, y sólo condenas, muy sentidas, eso sí, al genocidio palestino, - ¿expulsarán, si llegan al poder, a toda la representación sionista en el Estado, o se limitarán, como hasta hoy, a un genuflexo tironcito de orejas? -.Puede que me equivoque, pero nunca les escuché hablar de esto: en caso de no entregar los medios de producción, que firmo ya que nunca harán, a los obreros y obreras, ¿establecerán un tope salarial en TODAS las empresas, públicas o privadas, prohibiendo de inmediato que ningún ejecutivo pueda cobrar más de…pongamos, como mucho, el doble que el resto de trabajadoras?. Son tantas y tantas cuestiones sobre las que no se pronuncian, tantas, que a mí me confunde, me inquieta, y me hace sospechar. Dudar. No confiar.
El argumento de Pablo Iglesias para no adoptar este tipo de políticas, o no mentarlas si quiera, en el supuesto caso de que estuviera de acuerdo con ellas, es que, primero: demasiada radicalidad en el discurso restaría votos, - con lo que le gusta alardear a él de que “vienen señoras que siempre votaron al PP, y me dicen que, ahora, me votarán A MI”.
Otro argumento es que “necesitamos transmitir un discurso que “la gente” pueda entender”. Aquí ya no se bien que pensar. No soporto esa condescendencia y supuesta “superioridad intelectual” de aquellos que toman a “los ciudadanos” por estúpidos, que creen que ellos saben algo que las demás ignoran, que no entenderían y, por tanto, que deben utilizar mensajes lo más simples, que no sencillos, posibles. El discurso vacío. La ausencia de ideología – de izquierdas, claramente de izquierdas -, de contenidos.
He escuchado hasta la saciedad, en sus propias palabras, el “impresionante currículum académico” de Pablo Iglesias. Me alegro un montón, y le doy la enhorabuena. Yo, ignorante de mí, no terminé el B.U.P. Me falta, y necesitaría conocer, un currículum, al menos tan impresionante, de militancia de calle, de trabajar, junto a otros, mano a mano, por los derechos de los oprimidos, de tomar partido decidido, militante, en esta lucha de clases que,  como dijo Warren Buffet, uno de los hombres más asquerosamente ricos del mundo, van ganando ellos. Yo añadiría que por goleada.
Desconfío también de cualquier “líder político” aupado a la fama por los medios de desinformación propiedad, y al servicio de la oligarquía capitalista. Si lo hacen, es que no temen a su discurso. Si no temen su discurso, es que saben que no supone peligro alguno para sus intereses, y a mí, eso, me pone a temblar. Iglesias ha soltado perlas como, “tras la caída del muro de Berlín, la dicotomía izquierda-derecha ha quedado obsoleta”. En psicoanálisis, un “lapsus”, es aquél pensamiento profundo, esa convicción inconfesable que, sin querer, verbalizas en un momento determinado. A Iglesias se le escapó uno que me puso los pelos de punta: “vinieron unos tipos, gentuza de clase mucho más baja que la nuestra que…”.Alguien que pretende tener de asesor a un señor como Jorge Vestringe, que se reúne, incluso para negociar, con los neofascistas del Partido X, que compadrea con la PSOE, incluso con Esperanza Aguirre, que acepta la invitación de los empresarios explotadores de la peor calaña a reunirse con ellos en los nefastos Desayunos del Ritz, no merece mi confianza. ¿Cuántas militantes de Podemos han tenido alguna vez la posibilidad de entrar en el Ritz?...tal vez más de los que pensamos. La última encuesta del C.I.S, nos dice que Podemos disfruta de el primer puesto en intención de voto…en las clases alta y media-alta. En profesionales, en funcionarias de nivel superior y en altos ejecutivos.
El ideario político de Podemos, según sus propias palabras, extraídas de sus programas y estatutos – de los que luego hablaré – es el acatamiento de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Lindo, y muy poético. Recordemos que dicha Declaración fue redactada por un puñado de hombres provenientes de las élites burguesas capitalistas, a modo de lavado de conciencia y declaración de buenas intenciones, siempre incumplidas, y firmada por dirigentes de países burgueses capitalistas, - salvo excepciones, como Cuba – adictos al dinero y al crimen.
Analicemos brevemente dicha declaración, en general muy asumible por la izquierda, pero que conlleva obligaciones, muy respetuosas con los derechos humanos, cuyo cumplimiento, Podemos, difícilmente acatará. Por otro lado, obliga a ciertas “leyes” claramente inasumibles
para nosotros, dirigidas a apuntalar los privilegios de los capitalistas y que Podemos, sin duda, esta vez sí, acatará.
El artículo 14.1 de dicha Declaración dice: “En caso de persecución, toda persona tiene derecho a buscar asilo, y a disfrutar de él, en cualquier país”. Firmo, y la defiendo. Sin fisuras.
¿Pretende Podemos cumplir con dicho artículo, y ofrecerá asilo político a todo perseguido, y cuya vida corra peligro, que lo solicite?. Yo digo que no. El tiempo dirá.
Artículo 15.1 y 2: “Toda persona tiene derecho a una nacionalidad”. ”A nadie se privará arbitrariamente de su nacionalidad, ni del derecho a cambiar de nacionalidad”. Firmo, y la defiendo. Sin fisuras. Al pueblo saharaui se le privó arbitrariamente de su nacionalidad española, en una maniobra despreciable urdida por el Nobel de la Paz, H.Kissinger, el monarca asesino Hassan II, y el sátrapa Juancar de Bourbon. ¿Devolverá Podemos el legítimo derecho a la nacionalidad española a todo y toda saharaui que lo solicite?. Yo digo que no. El tiempo dirá.
Artículo 13.1: “Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado”. Firmo y defiendo. Sin fisuras. ¿Derribará Podemos las criminales vallas de Ceuta y Melilla, la tecnología inhumana instalada en el Estrecho y los controles arbitrarios y racistas en los aeropuertos nacionales, y permitirá la entrada en el Estado de todo ser humano que lo desee, reconociendo su derecho a instalarse en cualquiera de nuestras ciudades?. Yo digo que no. El tiempo dirá.
Estos son algunos de los Derechos Humanos reconocidos en la Declaración Universal, y que Podemos asegura que defenderá. Yo niego que hagan tal cosa. Veamos ahora los derechos del capital redactados en la Declaración, y que Podemos también dice que defenderá. Y yo aseguro que, esta vez sí, lo harán:
Artículo 17.1 y 2: “Toda persona tiene derecho a la propiedad, individual y colectivamente”.
“Nadie será privado arbitrariamente de su propiedad”. Esos los rechazo, con una excepción: considero que todo ser humano tiene derecho a una vivienda en propiedad, ya sea pública o privada, de la que nadie le pueda echar. A ver: ¿Reconoce Podemos el derecho a la propiedad, individual de, por ejemplo: 200 viviendas, habitadas o no, 50.000 hectáreas de terreno, la propiedad, individual o colectiva del agua…Yo digo que si. El tiempo dirá. ¿Privará Podemos de manera inmediata a la Iglesia Católica de todas las propiedades robadas al pueblo durante siglos, e impedirá que lo sigan haciendo, como hace pocos meses nos robaron la Mezquita de Córdoba, Patrimonio de LA HUMANIDAD?. Yo digo que no. El tiempo dirá.
Y por último, que va siendo hora, y es suficiente brasa, pasemos a analizar la presunta horizontalidad y democracia interna repasando algunos puntos de sus estatutos.
En el capítulo tercero, “Órganos de representación, gobierno y administración” nos encontramos que:
 LA ASAMBLEA CIUDADANA: está integrada por todos los y las afiliadas de Podemos. Es el ÓRGANO SOBERANO del partido y se reúne con periodicidad bianual tras ser convocada por el Consejo Ciudadano. . Un pero, y no menor: se reúne cada dos años, mediante convocatoria del Consejo Ciudadano.
El CONSEJO CIUDADANO: está compuesto por 80 miembros y organizado por Áreas de Trabajo. Se reúne con periodicidad trimestral. Sus miembros serán elegidos en la Asamblea Ciudadana a través de listas abiertas, con un sistema electoral mayoritario a una vuelta. Aquí, nada que objetar, excepto, quizás, la convocatoria trimestral que, como veremos más adelante, tiene sus deficiencias.
El CONSEJO DE COORDINACIÓN: (Aquí vemos la “trampa”) está integrado por un número mínimo de diez y máximo de quince personas. Se reúne con periodicidad mensual. Sus integrantes son nombrados por el Consejo Ciudadano A PROPUESTA DE LA PORTAVOCÍA, (P.Iglesias).Este Consejo, (P.Iglesias y amigos), y la Portavocía, (P.Iglesias), son los ÓRGANOS EJECUTIVOS de Podemos. Durante los períodos en los que no está reunido el Consejo Ciudadano, corresponde al Consejo de Coordinación, (P.Iglesias y adláteres) dar continuidad a la línea política acordada en las Asambleas Ciudadanas y ADAPTARLAS A LAS CIRCUNSTANCIAS DEL MOMENTO. En pocas palabras, si la Coordinadora, (P.Iglesias y adláteres), y la Portavocía, (P.Iglesias), tienen la potestad de ADAPTAR A LAS CIRCUNSTANCIAS DEL MOMENTO la línea política acordada en las Asambleas Ciudadanas, se podría dar el caso de que, por ejemplo, si las Asambleas, “soberanas”, deciden que se ha de crear con urgencia una Banca Pública, la Coordinadora, (P.Iglesias y amigos, y el propio P.Iglesias, Portavoz), pueden decidir que, en este momento, es imposible ADAPTARLO A LAS CIRCUNSTANCIAS.
LA PORTAVOCÍA.( de momento, y todo indica que también más adelante y…¿por siempre jamás?, es P.Iglesias. Se trata de un órgano unipersonal elegido en sufragio libre y directo por la Asamblea Ciudadana, cada dos años, mediante un sistema mayoritario. Se requerirá una mayoría absoluta para la elección del/a Portavoz. De no alcanzarse esta mayoría en la primera votación, se celebrará una segunda vuelta en la que resultará elegido/a Portavoz aquel/la candidato/a que alcance la mayoría simple de los votos.
En resumen: si la Asamblea Ciudadana, cuyas decisiones son SOBERANAS, se reúne cada dos años, y en ese período, muy largo en política, corresponde a la Portavocía, (P.Iglesias), y a la Coordinadora, (P.Iglesias y acólitos), ADAPTAR A LAS CIRCUNSTANCIAS, osea, saltarse a la torera, si así lo considerasen oportuno, las decisiones de la Asamblea. Esto, en mi opinión,  confirma, no sólo la inutilidad y el poder de la Asamblea Ciudadana, sino, y en mucha mayor medida, el de los Círculos .En Podemos son, y con toda probabilidad seguirán siendo, Pablo Iglesias y sus amigos, los verdaderos “capos” de la organización.
Falta el famoso “derecho a la revocación de la Portavocía”, copiado, pero no tanto, de la Constitución Bolivariana de Venezuela. En ese país, y por primera vez en la historia constitucional, la Carta Magna ofrecía la posibilidad de revocar al Presidente de la República.
¿Los requisitos para convocar el Referéndum Revocatorio?: conseguir las firmas de un 20% de electores. Se consiguió, se convocó, se votó y Chavez ganó .Por poco, pero ganó.
El caso de Podemos es bien distinto, muchísimo más complicado para los afiliados. Esto dicen los estatutos en su Artículo 14.7:
“El/la Portavoz de Podemos podrá ser revocado de su cargo a través de una Asamblea Extraordinaria convocada a tal efecto. La convocatoria de una Asamblea Extraordinaria con tal objeto deberá formularse a solicitud de UN NÚMERO DE AFILIADOS SUPERIOR EN AL MENOS 1 AL NÚMERO DE VOTOS CON EL QUE RESULTÓ ELEGIDO EL/LA PORTAVOZ EN LA ASAMBLEA ORDINARIA QUE LE DESIGNÓ PORTAVOZ. Un proceso de tales características no podrá iniciarse hasta que haya transcurrido, al menos, un año natural desde la elección del/a Portavoz”.
Usease que si ,por ejemplo, Pablo Iglesias fuese elegido por, pongamos, el 70% de los afiliados en la Asamblea Ciudadana, (porcentaje nada descabellado viendo la adoración que suscita el líder), se necesitaría ¡¡¡el 70% más un voto!!! de afiliados para removerle de su cargo de Portavoz, un ¡¡¡50%!!! más que en Venezuela. En cuanto a la presunta financiación “popular”, al margen de los bancos, que tienen a partidos y sindicatos secuestrados y a merced de sus intereses, repasemos el siguiente Artículo:
Artículo 18-d: “Serán recursos del partido: Los fondos procedentes de los préstamos o créditos que concierten”. Hostis tú, pero no habíamos dicho que NADA de préstamos o créditos a los Bancos, ¿o es que le pedirán los créditos al vecino de abajo? .Creo que esto merece una explicación por su parte.
En fin, amigas y amigos, si esto es Democracia interna, que venga Kropotkin y lo vea.
Tengo que decir también que, en el mes escaso que hice campaña por Podemos, en concreto por una compañera del partido, en la que mantengo mi total y absoluta confianza, tuve la fortuna de conocer a muchos y muchas militantes de un valor político y de lucha incalculables. Gente digna, valiente, con años de lucha a sus espaldas, o jóvenes bien formados intelectual y políticamente, ilusionados y dispuestas a trabajar duro para conseguir que esta sociedad pueda ser, en un futuro, una sociedad libre. Obreras, sindicalistas de clase, estudiantes, trabajadores migrantes, mujeres y hombres dispuestos a dar la batalla desde dentro de una Organización que esperan sea, de verdad, una herramienta de transformación, de generar debate, cambio, fraternidad…una herramienta poderosa contra el enemigo común: el capital y sus agentes.
Espero de todo corazón que lo consigan.
En líneas generales, estos son mis argumentos, no para abandonar Podemos, pues nunca formé parte de la Organización, sino para expresar por qué no considero que Podemos, por ellos mismos, sean alternativa alguna al sistema capitalista que nos oprime. Es también una llamada de atención a todos y todas aquellas militantes convencidas, ilusionadas y muy bien intencionadas que confían en Podemos como herramienta real de cambio, de transformación democrática. Tengo la sensación de que, una nueva decepción, una más de tantas, sería brutal para las expectativas de tantos, una nueva decepción que sumiría a la mayoría, a la clase obrera, en una profunda depresión de la que, quizás, ya nunca nos consigamos recuperar.
Falta la pregunta definitiva, que yo mismo me hago: ¿y entonces, qué?. No lo sé, no tengo la respuesta. ¿La unidad de TODA la izquierda?, sí, pero, ¿Quiénes son la izquierda?. Eso mismo me pregunto yo. Somos muchos, somos muchas, eso seguro, pero no los suficientes. Falta conciencia, falta educación política, no necesariamente académica, falta…no lo sé. No tengo respuesta, pero me gustaría. Sigo buscando, sigo intentándolo, sigo luchando, aquí y allá, con unos y con otras. En unas luchas, y en las de más allá. Eso si lo sé, hay que seguir, ganar batallas parciales que, tal vez, nos traigan la victoria final. El enemigo es enorme, poderoso, está por todas partes, también en la clase obrera. La cosa está, como siempre, muy difícil, aunque creo que vivimos días ilusionantes, de cambio quizás. Insisto, no lo sé.
No creo en el “capitalismo amable”. No creo en el “capitalismo de rostro humano”. No creo en el “capitalismo democrático”. Creo que el capitalismo es enemigo de la Democracia, de la naturaleza, del planeta, de los animales, de los seres humanos y sus derechos.
Desprecio sin paliativos a la socialdemocracia, que tanto nos ha mentido, que tanto dolor y sufrimiento nos ha impuesto. Gracias por leerme. Gracias por escuchar. Salud, amor y revolución para todos y todas, camaradas. Hasta la victoria siempre!!!
Guillermo “Willy” Toledo