jueves, 26 de marzo de 2015

CARTA ABIERTA A LA JUEZ ALAYA (no tiene desperdicio alguno)

Esta carta abierta es un mensaje a toda la población de que la justicia al servicio de un partido político genera monstruos y sus actos consecuencias que van en contra de los principios mas básicos de la convivencia en democracia.


Tal vez si algún día vuelve la justicia en mayúsculas a España, veamos a la que es presuntamente la mejor colaboradora del PPGurtel y por supuesto podría ser la mejor clienta del partido de Mariano Rajoy, acusada por prevaricación en multitud de actuaciones. 

Pero de momento lo que si ha conseguido es un puesto en la Audiencia como premio a los innumerables servicios prestados al PPGurtel, siempre en momentos claves de la vida politica de Andalucía.



Carta abierta a la Juez Alaya
Ni respeto, ni comparto señoría su actuación. 
Desproporcionada, peliculera, partidista y absolutamente parcial. Su aplicación de la Justicia es radicalmente contraria a la que exige el más elemental sentido común y el ciudadano de a pie. Ni su troley decimonónico, ni su perfil de esfinge repetido hasta la saciedad en las fotos de portada y en los titulares de televisión, pueden ocultar que actuaciones como las ordenadas por usted este martes, están claramente orientadas al titular fácil y el aplauso de sus hooligans, más que a servir al interés de la justicia, que a lo que se ve, doña Mercedes, es muy secundario para usted. No es que sus actuaciones estén claramente dirigidas a influir en la vida política, que también, es que son tan brutalmente desproporcionadas y solo se explican desde el terror que usted impone. Que no hayan sido revocadas una y otra vez por sus superiores, es una de esas anomalías que solo pueden producirse en este país.

Ordenar la detención como usted ha hecho de la exdelegada de empleo de Granada, en su domicilio, a primera hora de la mañana y en presencia de sus hijos pequeños, solo sería explicable si estuviéramos hablando de un asesino, narcotraficante o mafioso internacional. Hacerlo en la mañana de un martes, para no tomarle declaración hasta el mediodía del miércoles,-lo que supone mantenerla detenida más de 24 horas en dependencias policiales, donde debió pasar la noche- es de una crueldad, solo propia de alguien con serios problemas de empatía humana. Montar una operación digna de un terrorista internacional, para dejar después en libertad a la "peligrosa" Marina Martín, sencillamente no tiene nombre. Qué pena señoría que se haya olvidado de las cuatro características que según Sócrates deben adornar al juez: "Escuchar cortésmente, responder sabiamente, ponderar prudentemente y decidir imparcialmente"
 ¿Las recuerda Sra. Alaya?

¿Qué pretendía señoría con semejante película? ¿Qué interés para la Justicia ha conseguido hundiendo a una excelente persona y causando un trauma que no olvidarán sus hijos mientras vivan? ¿Necesita, Sra Alaya, humillar a sus semejantes para restañar algún trauma personal e intransferible? ¿Cree de verdad que con semejantes barbaridades está de verdad haciendo justicia? Humildemente creo que no, que usted se cree dueña de vidas y haciendas y que ha perdido, la humanidad que es el más elemental principio de quien tiene la responsabilidad de aplicar la justicia.

Las sospechas sobre la actuación de Marina Martín, han sido tan "graves" que hasta usted no ha tenido más remedio que ponerla en libertad tras su interrogatorio, mientras que la fiscalía anticorrupción no le ha imputado delito alguno ¿De verdad era necesario someterla a una experiencia digna del peor de los delincuentes? ¿Se ha puesto por un momento señoría en la piel de sus víctimas? Por que con sus métodos, el justiciable deja de ser un ciudadano sujeto de derechos, para convertirse en una simple víctima, sin necesidad de juicio, ni de condena.

¿Cree señoría que Marina Martín se hubiera dado a la fuga, si en lugar de enviarle a la Guardia Civil, le hubiera ordenado presentarse en su juzgado el día y la hora que hubiera tenido a bien? ¿Sospecha que hubiera hecho desaparecer documentación irreemplazable para el caso? No Sra Alaya, sabed que nada de eso hubiera ocurrido, pero me temo que usted, como W. R Hearst no permite que la verdad le estropee un buen titular. Créame que lo siento. Odio la corrupción tanto como el que más, venga de donde venga, pero no todo vale doña Mercedes y machacar, humillar y vejar a sus semejantes de la forma que usted lo está haciendo, no tiene justificación posible.

El tiempo y una justicia más imparcial que la suya dará y quitará razones, pero cuando muchas de sus víctimas actuales acaben este procedimiento sin reproche penal alguno ¿Cómo resarcirá la tortura que usted les ha hecho pasar, sin más justificación que creerse como usted se cree, por encima del común de los mortales? Seguramente ni se lo habrá planteado, demostrando así que la Justicia es para usted algo absolutamente secundario. Una pena.

Por último señoría, no siga dando razones para pasar a la historia por la definición del Cardenal Richelieu: "Dadme dos líneas escritas a puño y letra por el hombre más honrado, y encontraré en ellas motivo para hacerlo encarcelar".

PD. A su disposición para lo que sea menester

sábado, 21 de marzo de 2015

EL PP SOLO PUEDE GANAR DIVIDIENDO A LA IZQUIERDA (del blog Ecos de la lógica)


domingo, 15 de febrero de 2015
Y EN ESTO LLEGÓ PODEMOS. ¿DE DÓNDE? ¿A QUÉ?
           Una acción propagandística no alcanzará el éxito pretendido si no sabe utilizar a las mil maravillas el factor sorpresa. Este principio de la mercadotecnia quizás los expertos lo han aprendido de ese tipo de volcanes cuyaerupción surge como venida de la nada, aunque debajo de la tierra todo se estaba fraguando mucho tiempo antes, pero sin mayores señales a la vista. 

Tanto el 15M como Podemos son dos fenómenos que surgensorpresivamente; básicamente debido a la costumbre de los medios oficiales de comunicación de ignorar los procesos sociales que no consideran relevantes; pero ambos lanzamientos han tenido un largo periodo de preparación y calentamiento, sobre todo a través de las redes sociales. Nadie, excepto algún ingenuo, pensará que surgen espontáneamente; tampoco las setas nacen de pronto, por la lluvia: tienen que estar bajo tierra las esporas.

Pasaré por encima de todo lo que ha supuesto el 15M, movimiento asambleario y de respuesta indignada a la crisis-estafa, que durante 3 años ha desarrollado un trabajo ingente, de discusión, estructura de comunicación, y de lucha en la calle contra abusos del poder y sobre todo contra privatizaciones y desahucios…un trabajo inmenso, como para escribir varios libros. Mi respeto y admiración por tanta gente luchadora y solidaria: los imprescindibles.


Y me centraré en lo que, bajo mi punto de vista, ha supuesto una descarada apropiación del trabajo de tanta gente por un selecto grupo de amiguetes que se preparaban su futuro, que manejaban sin dar la cara, desde el anonimato, un grupo de aspirantes a desalojar del poder a los que des-califican de “casta” para colocarse ellos. Un grupo de élite universitaria que, en el momento oportuno, se presentan autoproclamándose “líderes” de un partido sobre las bases de un movimiento horizontal, sin líderes. Preguntado Carlos Taibo por su opinión sobre Podemos responde así:

 Y es que en realidad es el partido de un pequeño grupo de profesores universitarios que quieren hacerse pasar por “la voz del pueblo”. El club de amigos promotores, con el núcleo principal en la facultad de Políticas de la Universidad Complutense de Madrid, habían estado preparando el lanzamiento, muy activamente a través de las redes sociales, esperando el momento oportuno: las europeas de 2014. Los resultados no es que fueran tan espectaculares: los que proclamaban ser “el 99 %” se quedaron rozando el 8 % ; pero sorprendieron a quienes venían despreciando la existencia de movimientos sociales y cientos de asambleas en ciudades, pueblos y barrios, todas ellas conectadas por una red de comunicación que ya quisiera para sí cualquier otro partido político.

Que había intenciones disimuladas (y autores interesados) lo delatabanhechos extraños, pero que entonces se acompañaban con toda clase de argumentos. Alguien necesitaba acaparar en exclusiva el protagonismo de la protesta en la calle para que se produjera prácticamente la prohibición de ir a las manifestaciones con banderas o símbolos de partidos y sindicatos:
-que se expulsara a Cayo Lara (IU) de la participación en una acción anti-desahucio en Tetuán
-y recientemente a A M Carmona (PSOE) en Carabanchel.
-O los reiterados intentos de boicot a la presencia sindical, los reiterados insultos a los sindicatos “traidores” y “pagados por el Estado”.

En fin, que al calor de una estafa, la que llaman crisis, se iba a añadir lo que yo considero otra suerte de estafa: la de un grupo de oportunistas que, desde la sombra, estaba preparando todo lo necesario para lanzar a sus líderes a apropiarse del trabajo y estructura de un movimiento que, paradójicamente, era horizontal, apartidista y sin líderes.

Los oportunistas no aparecen en cualquier momento, no. Justo en el oportuno: salen justo para la campaña de unas elecciones europeas en las que el PP necesitaba la división del voto de izquierdas para seguir siendo el primer partido, ganar las europeas. Y no sólo lo consigue: inmediatamente, el PP tuvo la “ocurrencia” de cambiar la ley para las elecciones locales, de forma que sería premiada “la lista más votada” para que de ella saliera el alcalde. Era la siguiente pieza del puzzle que encajaba perfectamente en el plan de la derecha. El revuelo de oposición a semejante pucherazo y las dudas por los resultados de las encuestas aconsejaron al PP dejar el plan en vía muerta.

No nace en un momento cualquiera: nace en el momento preciso para evitar que el relevo al PP, totalmente desprestigiado por su incompetencia, corrupción y alineamiento con las políticas más nocivas para la población, sea un gobierno de alianza de izquierdas, básicamente PSOE e IU. Porque sin dividir a la izquierda, la derecha en este país no tiene nada que hacer. Y lo saben.
No nace como cualquier otro partido nuevo, no. Con un apoyo muy claro en determinados medios de comunicación privados, caracterizados por negar el pan y la sal a muchos otros partidos. No sé en qué cabeza cabe que los dueños de medios privados de televisión van a dar cancha continua generosamente a líderes de movimientos calificados de radicales y revolucionarios. Quien no se plantee al menos que puede haber gato encerrado, revise cómo anda el nivel crítico de su cerebro porque probablemente ya anda bajo mínimos

No nace como cualquier otro partido, con un ideario o un programa. Podemos sale a las europeas sin ser siquiera partido configurado. Aquí con unas cuantas consignas requeterretuiteadas por las redes como mantras que prenden como la pólvora al calor de la indignación de la crisis-estafa, todo resuelto: PPSOE, bipartidismo, 15/97, 135, casta, gente, miedo, constituyente o TTIP; pero eso sí, a eso lo llamarán debate.

No sale como cualquier otro partido, como por ejemplo UPyD, no. Salesobre unas bases aseguradas. Aprovechándose del movimiento asambleario del 15M, apartidista y sin líderes, de la gente que viene trabajando en asambleas, protestando en calles y plazas, de la estructura de comunicación que cientos de Asambleas tienen en todo el país y fuera de él,  P M Iglesias tiene el descaro de plantar su cara en el logo de la papeleta del nuevo partido.
Con un lenguaje radical pillado de aquí y allá y unas propuestas iniciales  usurpadas del programa de IU, partido en el que algún dirigente podemita militó y al que asesoró por supuesto cobrando; montados sobre ladesafección ciudadana hacia “los políticos”, como consecuencia de la crisis, la corrupción y amplificada con abundante propaganda; y sobre una base considerable de activistas y participantes en los movimientos sociales, el nuevo partido viene con la ambición de dominar el tablero desde la centralidad, con la clara determinación de acabar con el supuesto “bipartidismo”; pero no porque 2 partidos les parezcan pocos sino porque en realidad aspiran a ser el partido único, el de la gente, el pueblo, el del 99 %... El programa consiste en que el descontento sea tal que los votantes de los grandes partidos los abandonen y se vayan con ellos; y también los votantes de los partidos pequeños, a los que anteriormente la propaganda decía que “había que votar” y ahora ya no.

Esa ambición por dominar el tablero desde la centralidad no sólo les hacerenegar del término “izquierda”, sino que califican de “trileros” de la política a quienes siguen llamándose “izquierda” porque el catecismo podemita ha establecido que ahora hasta IU es casta (no así los Botín, en declaraciones del elegido secretario por Podemos en Madrid, Jesús Montero) y la lucha ahora es de “los de abajo que vamos a por los de arriba” (pero con el apoyo de los de arriba, incluidos los dueños de ciertas cadenas privadas de TV). Tiene que renegar al término “izquierda” porque no va a admitir a IU como “animal de compañía”, pues le estorba en el objetivo de dominar el tablero desde la centralidad

Como perlas del programa revolucionario, estas dos: “el miedo va a cambiar de bando” (lo que a mí entender supone una idea de la justicia como venganza) y el “tic-tac, tic-tac” que alude al ansia de ocupar el poder sin que al parecer importe la sustancia del programa político de un partido que no es “ni derecha ni izquierda”. Pero el colmo de la burla, la frase de P M Iglesias el día que soltó aquello de “el cielo no se toma por consenso sino por asalto”. Burla y desprecio colosal, pues precisamente “el consenso” había sido una de las características esenciales del 15M. El consenso sí es “más democracia”. El asalto… tendrán que explicar qué es.



domingo, 8 de marzo de 2015

LA MAFIA JUDICIAL DEL PP-GURTEL (LA INSTRUCCIÓN)

Desde hace mas de seis años en este blog se va escribiendo todo lo que acontece en el caso PP-Gurtel y se va añadiendo todos los escritos que comentaristas, periodistas y juristas han ido publicando. Hoy en este magnifico articulo de Elisa Beni, ponemos un punto y seguido a la podredumbre de un partido y una mafia judicial que lo corrompe todo al tiempo que nos toma por esclavos de sus miserables miembros. 

Gürtel, un ejemplo de manual

A partir de ahora, cuando queramos explicar cómo funcionan las presiones al Poder Judicial sólo tendremos que llevar este caso en la carpeta

El caso Gürtel es un misil en la línea de flotación del PP, lo adorne de embustes o no un presidente del Gobierno ante los representantes de la soberanía popular. Salta a la vista. No obstante, existe una demostración empírica de que esto es así y reside en cómo el partido implicado ha utilizado todos los resortes que el poder político ha atesorado a lo largo de décadas para intentar someter al judicial. En ese sentido es un caso de manual y sirve maravillosamente para explicar cómo los rediseños del sistema, los cambios legislativos, las modificaciones del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y todas las maniobras diseñadas para intentar lograr el control político tenían un objetivo. Sirve también, y esto debe alegrarnos, para demostrarnos que una Justicia que el Poder con mayúscula ha intentado domesticar sigue agónicamente adelante contra viento y marea.
Pero si quieren contemplar todos los subterfugios que habitualmente utiliza el poder para intentar lograr la impunidad en Gürtel aquí los tienen. Algunos son presiones a los jueces, como la interposición de querellas contra ellos (el PP se querelló con Garzón por prevaricación al inicio del procedimiento) o los intentos de elegir a los que más les gustan. Aquí entrarían desde las prórrogas interesadas de Ruz, un juez no inamovible, hasta las batallas por arrebatar los papeles de Bárcenas al juzgado central de instrucción número 3 para remitírselos a él. Luego dejó de gustarles. Tuvieron que sacar la plaza a concurso  e intentaron que un juez afin y antiguo ganara la plaza. Agua. Hemos visto también cambios de jurisdicción por aforamiento –de la Audiencia Nacional al Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), y del TSJM al Tribunal Supremo (TS)– y por desaforamiento decidido por dimisión tanto en Madrid como en Valencia.
El caso nos ha dejado bien avisados del riesgo de troceamiento por competencia en función del tipo de aforados –Valencia, Madrid, TS– y de las dilaciones que todo esto va aportando a la causa para gozo de los encausados que obtendrán, casi seguro, una atenuación de las penas por dilaciones indebidas. No nos han ahorrado las maniobras bajas como el informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) sobre cómo Correa planeaba en la cárcel influir en sus jueces.
Tampoco las cosas raras. La Audiencia Nacional volvió a reabrir la causa después de que el juez Pedreira decretara su archivo. Sólo que no era ya competente para hacerlo pero lo hizo y nadie le ha pedido cuentas. A ese juez que hubiera tenido que estar retirado mucho tiempo antes –su dificultad física para ejercer era evidente y previa y doy fe de ella– y al que se le puso un ayudante anómalo pagado por el gobierno del PP en Madrid y que tenía acceso a los datos de un sumario secreto. La obtención de información por medios extraños. Otro de los clásicos. De paso, y debido a su costumbre de pisar líneas rojas, se quitaron de en medio a Garzón para siempre. Seguimos para bingo. 
El Partido Popular tuvo que ser expulsado de la causa en su papel de acusador popular. Otra forma espuria de participar e influir en la instrucción y de obtener datos que resulta palmaria cuando, además, acabas siendo responsable a título lucrativo. Ruz en su auto explicaba muy bien como utilizó el partido su situación procesal para intentar barrer para casa. 
Hemos contemplado a las claras cómo el hecho de que los peritos y los investigadores de los que deben servirse los jueces dependan también del gobierno se convierte en un arma, si el procedimiento va contra ese mismo partido. O también a la inversa, si se trata de perjudicar al contrario. En Gürtel nos han dado el espectáculo con las defenestraciones de las cúpulas policiales encargadas de la investigación y también con la negativa de la Agencia Tributaria a realizar el peritaje que el juez puede ordenar para su auxilio. 
Todo un manual de cómo el poder político puede intentar torpedear al judicial cuando le busca las cosquillas.
No crean, aún nos quedan más cosas por ver. La causa acaba de ser enviada por Ruz a la Sala. Recorrido natural. Después de la gymkana que les he relatado, al final todo va camino de la sala de vistas. Allí también los resortes del sistema nos están esperando. 
El caso será enjuiciado por la Sección Segunda. Eso se sabía hace mucho. Casualmente la amiguísima de Cospedal –Concha, mi querida Concha– es allí la presidenta. Llegó, es verdad, con un poquito de trampa ya que usó un resquicio legal que le permitía elegir destino por haber cesado como presidenta de Audiencia. Sólo que mantuvo extrañamente ese puesto a la vez que el de vocal del CGPJ a instancias del PP. Llegó allí después de una tarea instructora digna de análisis en el famoso incendio de Guadalajara. Sí, ese en el que se empeñó en implicar a los entonces cargos socialistas de la Junta de Castilla La Mancha aunque luego ya nos dijo el TS que de eso nada de nada. Ahora Concha, mi Concha,presidirá la Gürtel y apostaría a que estará acompañada de López, mi López que habría dicho Trillo, ese magistrado de carrera amparada por el PP que llegó al Tribunal Constitucional por las gónadas de los populares y que se autoinmoló él mismo al quemar la noche en la Castellana madrileña. 
Nos darán aún momentos memorables para terminar este recorrido. Los unos y los otros. Aun así, no nos despistemos. Nada ha servido de mucho. Estamos donde estamos. Y la cosa terminará por salir adelante. A partir de ahora, cuando queramos explicar cómo funcionan las presiones al Poder Judicial sólo tendremos que llevar este caso en la carpeta. Algo bueno tenía que tener este espectáculo bochornoso.  

sábado, 7 de marzo de 2015

DE PODEMOS A PODRÍAMOS A NO TE LO CREES NI BORRACHO (JESÚS CASCÓN)

La demagogia del huevo
Mientras Tsipras arremete contra España y Podemos se esfuerza en defender una quimera, los españoles comienzan a pensar que las gallinas de otro color son imposibles. Grecia debe dinero, y se lo prestamos nosotros. Fin de la cita

Alexis Tsipras prometió a los griegos crear gallinas de color verde, para que los huevos sean del mismo color. Creó expectativas, ilusionó al personal, ávido de romper con el pasado y de salir de una crisis agobiante y desesperada. Contó con aliados del mismo pensamiento, esos que quieren quebrar el actual estado de cosas para dar paso a una sociedad más igualitaria, libre de desaprensivos y aprovechados, dando a los humildes la oportunidad de prosperar, de comprar gallinas verdes.

Alexis Tsipras es como Pablo Iglesias: vende a los votantes la idea de una soberanía sin ataduras, liberada de presiones externas o de decisiones fuera de su propio país. Pretende hacer creer que su forma de ver las cosas no tiene límites y que se puede hacer sin obstáculos. Pero tiene dos, que más que obstáculos son socavones: Grecia debe mucho dinero y no puede crear gallinas verdes. Así de sencillo. Una vez ha accedido al poder y comprobado que nadie le va a dejar eliminar la deuda helena por puro placer, y que tampoco le van a permitir hacer gallinas verdes (simplemente porque es imposible), Tsipras saca el huevo a pasear y arremete contra los que ya considera enemigos. Es curioso que el nuevo presidente de Grecia piense que los presidentes de dos países como Portugal y España sean sus enemigos. Alguien que te quiere hacer daño no te presta 26.000 millones, aunque hay quien piensa que puede ser tu enemigo aquél que te presta dinero y luego te lo exige con intereses y en pronto pago. Puede ser, pero lo irrefutable de esta ecuación es que Grecia es deudora, tiene que devolver lo que se embolsó y un nuevo presidente no está legitimado para romper con lo acordado por el inquilino anterior, fundamentalmente porque atenta contra los intereses generales de la sociedad en la que está integrado, que se llama Unión Europea.

Rajoy, tan tibio en sus declaraciones como siempre, ha preferido guardar silencio y quejarse también en silencio ante sus socios europeos tras el furibundo ataque de Tsipras, cuando dijo que España intenta derribar el gobierno heleno. Ya lo advierte Samaras, el derrotado en las urnas: Tsipras inventa enemigos para justificar sus mentiras, aunque en todo este asunto, evidentemente, asoma la sombra de Podemos, el sosías de Tsipras en España, verdadero objetivo del gobierno español. Permitir a Grecia enjuagar su deuda con la fórmula de los recién elegidos es casi un suicidio colectivo. Crearía un precedente peligroso que permitiría a cualquier deudor reclamar la condonación de sus pagos pendientes. Cada español prestó a cada griego 604 euros, y ahora es lógico pensar que cada español quiera que se los devuelvan, pero no cuanto antes, sino de una manera lógica y eficiente.

Los defensores de las gallinas verdes, estos nuevos salvadores y mesías (presentes en Grecia, pero también en Venezuela) están dispuestos a todo para hacerse con los gobiernos, imponer sus regímenes y utilizar la demagogia para justificar sus fracasos. Con esta desquiciada alocución, Tsipras no sólo intenta reivindicarse ante sus filas, como víctima de supuestas conspiraciones, sino que trata de entrar en la campaña electoral española, donde sus amigos de Podemos comienzan a caer en las encuestas. Y es que, además de la imposibilidad de crear huevos verdes, la sociedad española empieza a pensar que no les van a dejar tener gallinas verdes, porque no se puede. De Podemos pasarán a Podríamos. Y al final, a no te lo crees ni harto de vino. Al tiempo.

sábado, 28 de febrero de 2015

EL INSULTO DE MONEDERO "Explicación para idiotas" (J.M. Esquembre)

El insulto de monedero

27.02.2015 | 04:15

Como los ciudadanos que escuchan y leen las noticias son idiotas, voy a darles una explicación del origen de mis ingresos extraordinarios para que se la crean. Esto parece ser lo que después de muchos días debió pensar Juan Carlos Monedero al convocar su última rueda de prensa.

Para los que hemos pasado una parte de nuestra vida profesional trabajando en la asistencia técnica para organismos gubernamentales latinoamericanos, lo primero que hay que explicar es el procedimiento de adjudicación del trabajo contratado. Incluso en Venezuela, y sobre todo en Bolivia y Ecuador, un proyecto con ese valor referencial no se adjudica sin una licitación pública. En ese caso, ¿dónde están las bases de esa licitación?
Por otra parte no puede argumentarse el procedimiento de exoneración de la licitación pública por tratarse de un contrato en el que las dos partes son instituciones públicas sin fin de lucro. La sociedad, limitada o anónima que contrató con el Gobierno de Venezuela tiene un fin de lucro y no puede acogerse a las causas o motivos de la exoneración que vienen recogidos en el texto de la Ley de Contrataciones del Estado en la mayoría de países latinoamericanos. Consecuentemente, ¿Juan Carlos Monedero se adjudicó a dedo todos los trabajos realizados? 

Otro tema simpático en su declaración es el de la confidencialidad para no mostrar ni un papel. 
En ninguna parte del mundo un contrato de asistencia técnica entre una empresa privada y un organismo público es considerado confidencial, a menos que afecte a la seguridad nacional y sobre todo si se ha realizado con publicidad, concurrencia y legalidad. Se puede entender como prudente o discreto, pero en ningún caso confidencial, no repartir a los medios de comunicación el informe final del trabajo realizado. Pero existen documentos de carácter probatorio, admitidos y firmados por las partes, que no tienen motivo alguno de confidencialidad ya que son del todo irrelevantes. Pongo por ejemplo el documento básico en donde figura el nombre y objetivo del proyecto; su alcance; las fases de su realización; el nombre y perfiles profesionales de los técnicos que van a intervenir; el cronograma; la distribución del presupuesto; los gastos admitidos de viajes, alojamiento y manutención; y así sucesivamente.

Y para terminar, bueno será utilizar el mismo lenguaje que Monedero. Juan Carlos, no te tenemos miedo, pero nos molesta que nos tomes por imbéciles.

viernes, 27 de febrero de 2015

Los nuevos neocón Iglesias y Rivera (al servicio de la derecha)

Del blog Ecos de la Lógica (Floren)

PICAR EL ANZUELO DE LA PROPAGANDA NEOLIBERAL?


          Llevados por la ola de indignación ante las desgracias en que nos ha sumido el capitalismo global con su estafa de la crisis y también montándose en las alas de la propaganda neocón que inunda sobre todo quizás las redes sociales, algunos con aspiraciones (primero ocultas y más tarde declaradas) han aprovechado la oportunidad para reescribir nuestra historia política reciente, la historia de la democracia desde el 78, a su antojo y conveniencia, como si aquí sólo hubiera habido corrupción y robo. La deslegitimación de lo que llaman “el régimen del 78” y la Constitución, el sueño de algún que otro intelectual del golpismo agazapado que ahora puede ver llegado su momento.

 

           Algo tremendamente injusto y peligroso, pues no se trata de una crítica hacia el funcionamiento de las instituciones para mejorarlas, sino de cuestionar las instituciones mismas para echarlas abajo sin más, un cuestionamiento generalizado de los partidos políticos, sindicatos, monarquía…haciendo de todo un magma impregnado de “la misma mierda” en la que no queda títere con cabeza…

 

Toda esta corriente de descalificación parte del objetivo neoliberal de reducir y abaratar el Estado, desacreditar políticos, cargarse sindicatos, pegar el hachazo a derechos y conquistas sociales y el estado de bienestar. Pero no están solos los neoconservadores en ese acoso y derribo al Estado y sus instituciones. Son muchos los que picarán el anzuelo lanzado por astutos y bien pagados equipos de propaganda del nuevo orden mundial. Ingenuamente unos, otros seguirán la corriente con intenciones menos ingenuas.

 

          Llama la atención el desparpajo, el descaro y la prepotencia de tanto recién llegado al mundillo de la política, descalificando a todo bicho viviente sin distinguir ni entre churras y merinas ni entre galgos y podencos.

 

No voy a perdonar de ninguna de las maneras que estos oportunistas, que si algo han hecho hasta ahora ha sido beneficiarse de cuanto ha costado sangre, sudor y lágrimas para levantarlo y ponerlo al servicio de tod@s, quieran hacer tabla rasa de décadas y décadas de lucha sindical, política y ciudadana para lograr… lo que se ha podido; siempre poco en comparación con lo que los esfuerzos y la dignidad del pueblo merecerían, pero ahí está. Y siempre amenazado: sanidad pública, enseñanza generalizada, sistema de becas, pensiones, servicios sociales, leyes de igualdad, negociación colectiva, reconocimiento de derechos…

 

            La derecha ha sido incapaz de condenar los crímenes del franquismo y ahí siguen esparcidos en cunetas y campos miles de víctimas de compatriotas que fueron asesinados por el simple hecho de defender la legalidad que Franco vino a cargarse con un golpe de estado. Ya solo faltaba que gente que se declara de izquierdas se uniera al coro de los que sin ser “ni de izquierdas ni de derechas” quieren barrer un pasado de luchas, sufrimiento, cárcel, clandestinidad, exilio, despidos en empresas, solidaridad y entrega de trabajo, ilusión y tiempo personal sin cuenta por el bien común.

 

            Igual que pido que la justicia se haga cargo del corrupto, pido justicia y reconocimiento para tanto esfuerzo y lucha de un pasado en el que la izquierda nunca tuvo un camino fácil.

martes, 24 de febrero de 2015

Porqué odian al PSOE la derecha y los comunistas (Ramón Cotarelo)

El odio al PSOE.

No es cosa de demagogias, pero el PSOE se acerca ya a los 140 años de existencia. Es el partido más antiguo de España, con excepción del Partido Carlista fundado en 1833 aunque reconvertido en otra cosa. Y eso se nota. El PSOE es parte de la historia del país. A partir del restablecimiento de algunas libertades en 1978, ha gobernado casi 20 años, con González y Zapatero. En ese tiempo, España avanzó en bienestar, progreso, libertades, derechos e integración europea como no lo había hecho nunca antes. Ni durante la breve II República. Por supuesto, su mandato (sobre todo en las dos legislaturas finales de cada uno) también fue pródigo en elementos negativos y hasta crímenes: la dura reconversión industrial, las privatizaciones a voleo, los GAL y la corrupción rampante en el mandato González y la desastrosa política económica anticrisis así como la reforma del art. 135 CE en el de Zapatero. 
 
Los odian por ser el partido más antiguo, por seguir siendo un partido, por haber ganado elecciones limpiamente, por haber gobernado, por haber sabido perder en unos casos y triunfar en otros. Es decir, los odian por lo que se suele odiar a mucha gente en España: por hacer cosas.
 
El odio de la derecha es palpable. Es un odio histórico, de clase. Y hasta personal. Que los aristócratas se enfrenten en política a un partido de advenedizos fundado por un tipógrafo pero que tiene más solera y antigüedad que todos ellos, que son los verdaderos advenedizos, los saca de quicio, los pone enfermos. ¡Qué insolencia, los seguidores de un tipógrafo aprobando leyes! La derecha es profundamente patrimonialista y cree que el gobierno le pertenece como sus fincas, sus casas, sus tierras. España entera es de su propiedad por derecho divino y no tiene perdón que lleguen unos plebeyos a reñirles ese derecho a gobernar, desgobernar, robar y saquear lo público que vienen disfrutando desde hace siglos y para conservar el cual hicieron una guerra civil e impusieron una dictadura militar de cuarenta años. El odio de la derecha al PSOE es profundo, casi genético.
 
¿Y la izquierda, los comunistas, asimilados y neocomunistas? Una falta de objetividad muy similar y un odio todavía más acendrado. Esta izquierda procede de la escisión comunista de 1919/1920 que nunca, en casi 100 años de historia, ha conseguido prevalecer sobre los socialistas salvo cuando establecían dictaduras de partido y prohibían y perseguían a estos, como hicieron en los países del bloque soviético durante buena parte del siglo XX. No siendo mediante la dictadura, el proyecto comunista de derrotar a los socialistas no ha triunfado en ningún país democrático del mundo. Salvo las experiencias dictatoriales, esta izquierda no ha gobernado nunca excepto algún brevísimo lapso de frente popular aquí y allá. Nada.
 
Pero no ha dejado de considerarse la "verdadera", la "auténtica" izquierda frente a una socialdemocracia oportunista que se encaramaba a los gobiernos y se aburguesaba traicionando a los trabajadores. Esos gobiernos en España y otros países de Europa fueron los únicos de izquierda real que hubo en el siglo XX y, dicho sea de paso, cambiaron sustancialmente la cara del capitalismo. Tanto que hoy hasta la "auténtica" izquierda los propone como modelos a los que hay que volver. Pero sin reconocer un ápice el mérito de los socialdemócratas. Al contrario, culpándolos no solo de sus culpas sino, en un frenesí de odio, también de las ajenas. Para esta izquierda "verdadera", que lleva cien años hablando sin hacer nada, el verdadero enemigo no es la derecha; es la socialdemocracia. En España, el verdadero enemigo no es el PP; es el PSOE.
 
Es el caso del reaparecido Anguita cuyo odio a la socialdemocracia está adquiriendo los niveles psicóticos de un capitán Ahab, tan obsesionado con Moby Dick que no le importa hundir su Pequod, IU, si con ello extermina a su archienemigo. ¡Por fin el ansiado sorpasso! La hora de la venganza. La posibilidad de que ese orgulloso PSOE muerda el polvo gracias a esa organización, Podemos,  que, merced a una sabia combinación de liderazgo carismático, pragmatismo y ambigüedad conceptual, parece haber deshecho el maleficio que lleva cien años agarrotando a los comunistas y promete llevarlos ahora, siempre que no se les note mucho el tinte neocomunista, a  una impensada victoria.
 
Palinuro lamenta que no vaya a producirse una alianza de las izquierdas, de todas las izquierdas. En verdad, no siendo militante de partido alguno, no se siente personalmente afectado, pero este asunto suena al más sobado y ramplón quítate tú para que me ponga yo y, encima, con plumas ajenas, desde los nombres a las ideas y desde las ideas a los nombres.
 
La promesa del sorpasso que tiene encandilados a estos novísimos "de abajo" procede del triunfo de Syriza en Grecia.. Si los Podemos griegos se imponen a la Troika, la Syriza española, hundirá al PSOE en la miseria de un PASOK, dejándolo en un 4,2% del voto. Tres inconvenientes se alzan ante este rosado futuro:
 
Primero: es posible que Syriza no se imponga y, al contrario, tenga que ceder ante la UE y Alemania. Tiene toda la pinta. Eso supondrá un golpe para Podemos que, una vez pasados los fuegos de artificio, tendrá que recomponer su discurso con un crédito rayano en cero. Esa Estaca con la que quiere derribar el "sistema del 78" puede acabar hundida en su corazón.
 
Segundo: el PSOE no es el PASOK; no es una empresa familiar como la de los Papandreu, fundada en 1974. Forma parte de la historia de España en estos 140 años y tiene mucho eco y, sobre todo, apoyo en Europa, cosa más fácil de rentabilizar en interés del común que todas las propuestas bienintencionadas, sin duda, pero de una inconcreción celestial.
 
Tercero: la repentina aparición de Ciudadanos, un partido con una parafernalia análoga a la de Podemos, con similar pragmatismo posmoderno, pero con un talante que se intuye más conservador, más centrado, sin necesidad de marear la perdiz con la izquierda, la derecha, lo de arriba y lo de abajo, apunta en un sentido de consolidación de la opción de la derecha. Predecir coaliciones en un contexto multipartidista (que, a veces, dependen de uno o dos escaños) es perder el tiempo pero no es exagerado vaticinar un reforzamiento de la derecha. O sea, del PP.
 
Con estos tres datos presentes, ya da un poco igual lo que se diga. La evolución apunta a que tampoco esta vez prosperará el intento neocomunista del sorpasso. Lo pintoresco del asunto será ver si, como cabe barruntar, se conseguirá mantener al PP en el poder otros cuatro años. Algo muy español. De perdidos, todos al río. El odio nos hará flotar.

La única parte de España en que no se observa odio al PSOE, en que no es factor de movilización porque la gente está en otros horizontes, Cataluña, tampoco parece ser tierra de promisión para Podemos. Obvio.