miércoles, 21 de diciembre de 2016

SOMOS SOCIALISTAS LUCHANDO POR NUESTRO PARTIDO

Cuervo Jones ha escrito:

PEDRISTAS


La prensa asalta, teclado en mano, los últimos reductos del frente de militantes por un PSOE socialista. En efecto, ahora se nos tacha de los "últimos pedristas" como si hubiesen caído algunos en medio de una batalla que no se ha planteado todavía.


No es de extrañar, pues el supuesto pedrismo ha cometido el pecado de asentir y dar por válido que en este país las empresas quitan y ponen secretarios generales de los partidos principales, incluido a Pablo Iglesias Turrión. Revelar el truco ha sido el desencadenante de las oleadas de noticias que confunden a los militantes y les hacen sentir que son cuatro gatos fanatizados. Van contando por un lado que Susana lo tiene todo ganado, pero por otro que Susana no se atreve a dar el paso porque no puede aunar a la mayoría. A artículo corrido nos surge la noticia de que Patxi López está con Susana y que todo se está amañando, que hay gente trabajando con los descontentos con Susana pero desencantados de Pedro, un culebrón para ajedrecistas que no precisa quién es la fuente que dice qué.


Mientras tanto las plataformas por unas primarias se multiplican en todas las federaciones y el odio (sí, el odio) de militantes de toda la vida se va acendrando contra quienes piensan que son unos traidores. A día de hoy, en vez de bajas se están produciendo altas por si fuera necesario apoyar a quien combata todo lo que los simpatizantes han aborrecido tanto de su partido: el pasteleo.


Sánchez sigue representando la coherencia y contra eso no hay teclado sicario que pueda. Cuanto más acosado está, más se demuestra que es un mártir de la verdad y cada día que la Gestora se excede en sus competencias negociando con el PP, más evidente resulta que la situación es con Pedro o la nada...


¿Y qué hacen los golpistas? Decir que los pedristas que lo acompañan en su hundimiento, obviando que el hundimiento de esos pedristas es el hundimiento del partido porque la mayoría de los simpatizantes creen que Pedro Sánchez es el único coherente y se le está liquidando con una ponzoña propia de la derecha más rancia. 


Sin embargo la propaganda va haciendo mella y seguimos sin noticias del frente porque tenemos todas las líneas de comunicación cortadas. El equipo de Sánchez no ha declarado nada a la espera de que se convoque en enero el calendario de congreso y primarias. Este es un silencio que a muchos preocupa porque da la sensación de que los "líderes pedristas" están preparando una vía de escape y negociar la rendición en el último momento.


Pero el supuesto pedrismo no es un movimiento liderado por nadie. Se equivocan de nuevo. El supuesto pedrismo es una oleada de militantes hartos de grandullones, de sentir vergüenza por la deriva de su propio partido, de indignados que se sienten estafados por una serie de personas que se han alineado con la derecha para crear un "frente moderado" contra los radicalismos y pretender volver a un tiempo que ya no volverá.


El supuesto pedrismo no es más que socialismo pugnante por la dignidad y está dispuesto a dar su apoyo a todo aquel que quiera liderar al partido socialista: a todo aquel aunque no sea perfecto...


Por estas razones, los últimos pedristas serán los primeros. Porque no necesitamos líneas de comunicación vendidas a tanto el renglón, ni cargos,ni sueldos para saber lo que somos y porque cualquiera de nosotros es un ejército en si mismo, un baluarte contra la mentira. Y a eso, compañeros, le tienen mucho miedo. Temen que gane quien gane al ajedrez, sus nombres estén manchados para siempre porque no nos vamos a retirar ni abandonar la militancia. Podremos ganar y demostrar la generosidad que siempre ha llenado nuestros corazones o perder y ser insurgentes, convertir sus luchas de poder en una ciénaga de la que siempre se sale sucio.


Podríamos ser todos socialistas, arreglar las cosas limpiamente y con honor, pero han decidido ser golpistas y al golpe se le responde con la integridad: lo que nunca tendrá un golpista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada